10 tips para sobrevivir a los tacones. Sálvate ahora

“¡Lo odio de verdad! porque mis pies están peleados con la altura y tristemente tengo que devolverlos, a pesar de que desfallezco por ellos…”

Mi relación con los tacones es altamente bipolar, los amo y los aborrezco a la vez. Puedo babear por ellos frente a un aparador o en una tienda, pero cuando llega el momento de la verdad y decir “me muestra éstos en talla 4” y, caen en mis manos, tengo miedo.

Invariablemente me los mido emocionada, pero a la hora de caminar con ellos: sufro, sufro y sufro. ¡Lo odio de verdad! porque mis pies están peleados con la altura y tristemente tengo que devolverlos, a pesar de que desfallezco por ellos y estoy convencida de que ningún accesorio te hace ver tan sexy y estilizada como los zapatos de tacón.

Domando a las bestias

Por eso me di a la tarea de investigar algunos sencillos consejos para sobrevivir a los tacones, y dejar de ver a varios modelitos como “ideales para ir de la mesa al baño y de regreso”, porque de caminar más allá de una cuadra con ellos, ni hablamos.

1. Ni más grandes ni más chicos. 

Si te vas a comprar unos buenos tacones, que sean de tu talla exacta. Nada más falto de estilo que ver a alguien sacarse el zapato debajo de la mesa porque le ahorca el pie o “chanclear ” a cada paso intentando que el zapato no se salga. Como tip, te recomiendo comprar zapatos después de haber caminado unas horas, así podrás elegir la talla correcta y sentirte cómoda con ellos al usarlos normalmente.

2. Las plataformas son nuestras amigas.  Nada mejor que unos tacones con plataforma en la base, son ideales porque además de que suman centímetros son más cómodos y amigables para caminar que otros modelos. Así que no olvides tener al menos un par en tu clóset.

3. Despacio que voy de prisa. Si no eres una consumada entaconada, cuando camines con zapatos altos ve despacio y da pasos cortos. Evita caminar a la misma velocidad que con flats o tenis, lo único que conseguirás es perder la línea, cansarte, caerte o hasta lastimarte, porque mira que he sabido de esguinces por falsear el pie con garrochas de más de 10 cm.

 4. La seguridad ante todo. No te arriesgues a dar un mal paso si tus zapatos tienen las suelas lisas. Cómprate unas gomas antideslizantes en las tiendas de accesorios. Eso de andar dando espectáculos cómicos con caídas ridículas, no es lo más deseable.

5. De pie y cool. Hay veces que así seas una máster del tacón es imposible no sufrir si estás horas parada o caminado, por eso lo ideal es correr por unas plantillas de gel y colocarlas en los zapatos. Así al menos el soporte será mejor y el impacto al caminar disminuirá.

6. Tacón grueso vs tacón delgado. Si hay zapatos hermosos, esos son los stilettos, sí los de tacón de aguja. Hermosos, delicados y terroríficos al andar. Si vas a usar unos, trata de hacerlo en ocasiones donde camines el mínimo, porque con seguridad te cansarás el doble. Y si de preferir se trata, mejor búscate en las tiendas los de tacón más grueso porque tendrás más soporte y seguridad al caminar.

 7. Pie primaveral. Sin duda las sandalias de tiras muy delgadas lucen súper femeninas y coquetas, pero en realidad son las que menos estabilidad dan al pie. Mejor cómprate unas más cubiertas porque éstas también son de tortura china para las chicas caminantes o bailadoras.

8. El truco de trucos. Coloca cinta adhesiva de curación delgada alrededor del tercer y cuarto dedo, contando desde el pulgar, para mantener unidos ambos dedos. Este simple truco servirá para aliviar el dolor que se produce en el metatarso, ya que el nervio se divide en dos justo entre esos dedos del pie, el cual causa dolor cuando hay presión al caminar con tacones.

9. La altura perfecta. Según Jimmy Choo, el famoso diseñador de modas malayo, la altura ideal de un tacón es 10.16 cm. Con ésta podrás caminar fácilmente, te sentirás segura y muy sexy.

10. Consiente a tus pies. Si eres de las que usa tacones a diario, cuando puedas sácate las zapatillas discretamente y sin que nadie te vea. Tus pies necesitan alivio y descanso. Y por supuesto, manda tus pies a un spa con frecuencia para que se mantengan hidratados. Recuerda que no hay nada más vergonzoso que unos talones agrietados arruinando unas hermosas sandalias.

Ya tienes 10 poderosas armas para sobrevivir a los tacones. Ahora cuéntame cómo te va con ellas porque yo las probaré a la velocidad del rayo.

“Dale a una mujer los zapatos adecuados y conquistará al mundo” Marylin Monroe

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s