¡Porque lo digo yo mamá!… Auxilio, niños dictadores en casa

Niño tirano
“El hecho se torna “maquiavélico” cuando al niño tirano se suma el padre sumiso, aquél que se siente obligado a caerle bien a los hijos, que sufre sólo de pensar que puede traumarlos y que piensa que amarlos es consentirlos en todo…”

¿Denunciarías a tu hijo por maltrato físico y sicológico, sabiendo que puede ser juzgado por ello? Estoy segura que la mayoría de nosotras diría que no. Pero, ¿sabían que desde 2007, más de 17,000 niños, mayores de 14 años, han sido procesados en España por agredir física o psicológicamente a sus progenitores? Y eso que sólo se denuncia uno de ocho casos, porque las estadísticas indican que los padres sufren 18 meses de violencia verbal, faltas de respeto y amenazas, antes de decidirse a actuar.

Aquí también se cuecen habas

México no es la excepción, salvo que aquí la ley no ha intervenido en el asunto. Pero no vayamos lejos, cuántas de nosotras hemos visto intentos de actitudes tiránicas en nuestros hijos, que van desde la ofensa hasta el golpe. Yo sí. El punto es saber identificarlas y detenerlas a tiempo sin miramientos, porque sinceramente no hay niño que no pruebe desafiar los límites. El hecho se torna “maquiavélico” cuando al niño tirano se suma el padre sumiso, aquél que se siente obligado a caerle bien a los hijos, que sufre sólo de pensar que puede traumarlos y que piensa que amarlos es consentirlos en todo. Es decir, una idea distorsionada del amor que ha dado como resultado hijos dictadores que imponen su propia ley en casa, que mandan, dominan, desafían, chantajean, desobedecen, amenazan, agreden, disfrutan hacer daño, son irresponsables y tienen nulo sentimiento de culpa.

Nadie se salva

El problema existe en todas las clases sociales, no es un tema de dinero ni cultura, es una realidad que se vive en silencio, porque las víctimas, la mayoría madres (80%), tienen miedo a contarlo por vergüenza y por evitar las críticas. Para ser exactos, la autoridad está devaluada, los padres no hemos sabido educar y frenar a tiempo. ¡Sí claro!, dirán ustedes, ya había oído eso. Pero quizá no habían oído que el exceso de preocupación de los padres hacia los hijos es un verdadero conflicto, porque la mayoría de las veces la madre demuestra que el hijo es lo más importante de la casa y no la pareja, y esto es un error, porque el hijo es uno más.

Javier Urra en su libro “El pequeño dictador” lo explica así: “Una cosa es la conyugalidad y otra la parentalidad”. Muchos padres creen que el problema está sólo en la parentalidad y se olvidan de lo importante que es tener una buena relación de pareja, omiten que el niño nota cuando los padres se quieren y se respetan. Si la parentalidad y la conyugalidad es buena, la relación familiar es fantástica. Pero si la conyugalidad es mala y la parentalidad es buena, se pueden producir triangulaciones, tales como que el niño tome partido por uno de los dos, o bien que ambos hijo-madre o hijo-padre ‘se pongan en contra del otro’. Hay que tener en cuenta estas dos variables, ambas cosas son importantes. “Muchos padres creen que el inconveniente es sólo de parentalidad y en muchas ocasiones, no es así”, concluye Urra.

El punto es entender que estos niños no son delincuentes, ni tienen problemas sociales, sino familiares. Que en realidad están muy confundidos y quieren amar a sus padres, pero debe reeducárseles, darles una salida y trabajar con ellos así como con sus padres.

Así que la próxima vez que aflore el tirano que sus hijos llevan dentro y ustedes le den alas, piensen en qué están fallando y cómo les afectará en el futuro cuando no tengan a sus súbditos mamá y papá para cumplir todos sus caprichos.

“Dame los primeros siete años de vida de un niño y te diré el hombre que será el día de mañana” Anónimo

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s